Saltar al contenido

Pizza Casera. Los 5 pasos que debes seguir!!!

pizza casera

Todos estamos de acuerdo en una cosa: no hay nada mejor que la pizza casera. Pero seguro que ya se te han acabado las ideas en cuanto a los ingredientes de la pizza. ¿O tal vez te preguntas en qué orden debe añadir los distintos ingredientes?

Buenas noticias, ¡has venido al lugar adecuado! En SoloPizza, te daremos algunas ideas de bases y coberturas que funcionan siempre. Puedes variarlas en función de tu estado de ánimo o de los ingredientes que tengas a mano.

Paso 1: base de tomate o crema para la cobertura de la pizza casera

Después de dar forma a la masa de pizza, hay que trabajar en la base. Puede ser salsa de tomate o nata.

En cualquier caso, es importante utilizar una cantidad razonable de nata para que la masa no quede empapada y los demás ingredientes tengan buen sabor. Para una pizza de unos 33 cm de diámetro, se recomiendan unos 100 gramos de salsa de tomate casera o nata.

A continuación, ten cuidado de no extender la base hasta los bordes de la masa. Puedes dejar un buen centímetro, lo que permitirá que los bordes se hinchen durante el horneado y se forme esa famosa corteza que tanto gusta a los amantes de la pizza.

Paso 2: Ingredientes que deben (o pueden) ser horneados

Para decorar correctamente una pizza, también hay que prestar atención a los ingredientes que se pueden hornear y a los que hay que poner una vez que la pizza sale del horno. Por ello, hemos preparado una lista breve y no exhaustiva.

Un pequeño detalle: al medir los ingredientes, esto afecta al peso de la pizza. Este es el caso de la sal, que debe aumentarse para una pizza con muchas verduras o reducirse para una pizza con muchos embutidos.

Ingredientes que se deben cocinar antes del horneado final:

  • setas
  • pimientos
  • berenjenas
  • chorizo
  • patatas
  • Bacon
  • salchichas

Si no estás seguro de otros ingredientes, la principal pregunta que debe hacerse es si se quemarán o no durante la cocción. Recuerde que la temperatura de un horno de pizza puede ser muy alta y esto es una consideración importante.

Paso 3: El queso adecuado para la cobertura de la pizza

Este es otro paso muy importante a la hora de cubrir una pizza: el queso. La mejor solución es elegir el queso mozzarella, ya que conservará todo su sabor durante la cocción, aportará suavidad y, sobre todo, se derretirá maravillosamente sobre la masa.

Por supuesto, debes asegurarte de utilizar mozzarella de verdad (hecha con leche de búfala) para que el resultado cumpla sus expectativas.

Hay varias formas de introducirlo:

  • En rodajas bastante gruesas, espaciadas para aprovechar al máximo su sabor;
  • En cubos pequeños (también conocidos como rallados) para cubrir mejor toda la pizza.

Si no tienes mozzarella a mano, siempre puedes optar por el clásico queso Gruyere o incluso el queso Comté para un sabor más fuerte. Pero hay que tener en cuenta que el mejor resultado se suele conseguir con la mozzarella.

Paso 4: Horneado

En esta sección, no hablaremos directamente de los ingredientes de la pizza, sino del horneado. Y esto es igual de importante.

Si tienes un horno especial para pizzas (como estos), precaliéntalo. La temperatura del horno es mucho más alta que la de un horno de cocina normal y esto permitirá que la masa suba mejor y se cocine más rápido.

Si no tienes uno, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cómo hacer pizza en un horno eléctrico. En el verás lo que no debes hacer y te dará valiosos consejos para sacar el máximo partido.

Por último, pero no menos importante, recuerda comprar la mejor piedra para pizza. Se puede utilizar en tu horno habitual y mejorará mucho la calidad de la cocción.

Combinando estos consejos, podrás acercarte a los resultados de cocción que se obtienen utilizando un horno de pizza de leña capaz de alcanzar los 500°C.

Paso 5: Ingredientes a añadir después de la cocción

¡Eso es! Has metido la pizza en el horno y el tiempo de cocción ha terminado: una vez fuera, hay otros ingredientes que puedes añadir al final de la cocción. Estos son los que podrían quemarse si se ponen antes:

  • jamón (especialmente si se utiliza jamón seco)
  • albahaca (para la pizza napolitana)
  • aceite de oliva
  • aceitunas
  • ensalada
  • brotes de espinacas

En cuanto al huevo, se recomienda añadirlo poco antes del final de la cocción para que la yema quede líquida.

Ver el artículo completo: cuándo poner el huevo en la pizza (tiempo de cocción, consejos…)

Rellenar una pizza con antelación: lo que no se debe hacer

¿Es posible rellenar una pizza con antelación para tener más tiempo para una noche con amigos o simplemente por comodidad? Esta pregunta surge a menudo y vamos a explicar por qué no es así.

Para que la masa de la pizza suba bien durante el horneado, hay que extenderla y cubrirla en el último momento en la medida de lo posible. Si se añade la salsa de tomate o la nata demasiado pronto, la masa se humedecerá y puede que no se cocine bien.

La única manera de hacerlo con antelación es preparar los aderezos cortando los tomates, el chorizo o los pimientos, por ejemplo. Entonces espera hasta el último momento para añadirlos.

Piensa en ello si tu horno tarda mucho en precalentarse: lo ideal es meter la pizza en el horno en cuanto hayas preparado todos los ingredientes. No bromeamos, ¡no hay nada más frágil que una buena masa si quieres que se hinche y se dore como en un restaurante!

Si quieres saber más, hemos elaborado varios artículos sobre la preparación de pizzas caseras y trucos de cocina fáciles que cambiarán por completo tu forma de hacer pizzas.