Saltar al contenido

Cómo conservar la Masa de Pizza: Técnicas y Consejos

como conservar masa pizza

¿Has hecho tu propia masa de pizza y no quieres usarla de inmediato? ¿O has hecho demasiada masa y te sobra? La buena noticia es que la masa de pizza se puede guardar muy bien y no tendrás que tirarla.

En este artículo, veremos las diferentes formas de conservar correctamente la masa de pizza:

  • en la nevera: para utilizarlo unos días después;
  • en el congelador: para un periodo de almacenamiento mucho más largo y para tener siempre una masa a mano.

¿Se puede guardar la masa de pizza en el frigorífico?

Lo primero que hay que hacer cuando se quiere guardar la masa de pizza es ponerla en el frigorífico. Esto es perfectamente posible, pero la vida útil no será muy larga.

¿Cuánto tiempo?

Porque incluso a 4°C, la levadura de la masa seguirá trabajando. De hecho, cualquier receta de masa de pizza decente indicará que debes dejar reposar la masa en el frigorífico durante al menos una noche antes de utilizarla.

Recomendamos que guardes la masa de pizza en el frigorífico durante no más de 48-72 horas desde que la amases hasta formar una bola. Si ya ha estado en el frigorífico durante 24 horas como parte del tiempo de cultivo, evita dejarlo más de otras 24-48 horas.

Recuerda: la idea es no pasar nunca de una masa de pizza con 72 horas de fermentación ya que, como se ha mencionado anteriormente, la fermentación continúa incluso a bajas temperaturas.

¿Cómo puedo conservar la masa de pizza en el frigorífico?

Como se va a utilizar con bastante rapidez, el método para conservar la masa de pizza en el frigorífico es bastante sencillo. Después de dividir la bola en varios trozos, colócalos en una bandeja o bol de plástico.

Es importante pincelar el fondo y los lados con un poco de aceite de oliva para que sea más fácil sacar los trozos de masa.

Cepilla también la parte superior de cada pieza de masa con aceite de oliva para evitar que se forme una fina corteza al secarse.

Por último, cubre con una tapa o un film transparente, teniendo cuidado de estirarlo bien.

¿Cómo se utiliza?

Saca siempre la masa del frigorífico un poco antes de trabajar con ella. Le aconsejamos que lo hagas dos horas antes de preparar la pizza. Esto permitirá que la masa esté a temperatura ambiente (unos 20°C) cuando la extiendas, al tiempo que permite que la levadura se active un poco más para darle un último empujón antes de hornear.

Nuestro consejo: Si tienes problemas para deslizar la pizza en la piedra especial para pizzas al principio porque está demasiado pegajosa, sácala de la nevera 30 minutos antes de extenderla. Esto reducirá la hinchazón de la pizza cuando se hornee, pero la hará más fácil de manejar.

La solución definitiva: congelar la masa de pizza

Como es difícil conservar la masa de pizza en un lugar fresco durante más de 72 horas, existe una solución que permite conservarla durante mucho más tiempo. Lo único que hay que hacer es meterlo en el congelador después de haber respetado el tiempo de crecimiento adecuado. Explicaciones.

Tiempo de almacenamiento en el congelador

Como ocurre con muchos otros ingredientes, la congelación permite una vida útil bastante larga. En el caso concreto de la masa de pizza, puede conservarse de 3 a 4 meses sin ningún problema.

Si comes pizzas regularmente, no dudes en hacer una gran sesión de preparación y congelar varias. Esto te ahorrará mucho tiempo y podrás comer tus pizzas como quieras (recuerda que una buena masa de pizza se prepara el día anterior, así que siempre debes anticiparte…).

Preparación de la masa de pizza para su congelación

Antes de congelar una masa de pizza, asegúrate siempre de dejarla fermentar durante un tiempo suficientemente largo. Una vez a -18°C, la acción de la levadura se detendrá, a diferencia de lo que ocurre cuando se almacena en el frigorífico.

¿Cómo puedo congelar la masa de pizza?

Una vez que la masa de la pizza está lista, el proceso de congelación es bastante sencillo:

  • Divide la bola en varios trozos si has hecho una preparación para varias pizzas.
  • Colocar cada pieza de masa por separado en una pequeña bolsa o caja de congelación. Puedes poner más de una pieza de masa en la misma bolsa o caja, pero no deben tocarse. Si lo doblas bien, normalmente puedes meter dos más dentro de la misma bolsa. También puedes envolver cada pieza de masa en film transparente, asegurándote de que quede bien cerrada.
  • Coloca los trozos de masa envueltos en el congelador. Lo ideal es que se congele bastante rápido.

¿Cómo se descongela la masa de pizza?

Lo ideal es sacar la masa del congelador al menos 12 horas antes de hornearla y colocarla en un lugar fresco. La descongelación lenta es más adecuada debido a la levadura presente en la masa. Sólo 2 horas antes de extenderlo puedes sacarlo para que vuelva a estar a temperatura ambiente.

Una vez extendida la masa, ¡sólo tienes que cubrir la pizza con lo que quieras! Es como si la masa estuviera fresca, así que puedes usarla de la manera clásica.

Luego sólo queda hornear la pizza Te recomendamos que utilice un horno de pizza para obtener una cocción de máxima calidad con el típico sabor a leña. Si no tienes uno, también te puede interesar este artículo: ¿Cómo hacer una pizza con éxito en un horno eléctrico?